Programa de Formación y Ayuda al Empleo para jóvenes

Programa de Formación y Ayuda al Empleo para jóvenes

Este programa busca paliar las necesidades formativas que impiden el acercamiento y la integración al mundo laboral de los jóvenes.

Existe un número considerable de jóvenes en edad escolar (entre 14 y 16 años) que presentan una problemática aguda de falta de integración en la escuela. Además, hay otros jóvenes no afectados por la escolarización obligatoria, pero que también carecen de una formación que les permita acceder al mundo laboral y ni siquiera pueden optar a contratos en prácticas.
Las actividades que se implementan por medio de este programa son talleres ocupacionales, cursos de técnicas de búsqueda de empleo, apoyo educativo y formativo, práctica en empresas, actividades de orientación hacia el autoempleo, grupos de formación y seguimiento personalizado, tutorías, talleres prelaborales, adquisición de habilidades sociales, formación y acceso a las nuevas tecnologías.

¿A quién beneficia?
Este programa beneficia a un total de 2.122 jóvenes de 14 a 16 años, no escolarizados, la mayoría de ellos en situación de exclusión o de riesgo social.

¿Con quién contamos?
Para el desarrollo de este programa contamos con la ayuda de seis trabajadores y 170 voluntarios.

¿Cómo lo financiamos?
Este programa cuenta con una financiación total de 615.315,62 euros, procedente de distintas fuentes:

  • Estatal: 50.000,00 €
  • Autonómica: 384.210,54 €
  • Provincial/local: 7.800,00 €
  • Privada: 13.398,00 €
  • Propia: 159.907,08 €
     

¿A qué lo destinamos?

  • Personal: 453.900,81 €
  • Actividades: 136.297,23 €
  • Equipamiento: 20.867,58 €
  • Gestión y Administración: 4.250,00 €

Un ejemplo: La UEC (Unidad de Escolarización Compartida)
Esta iniciativa, puesta en marcha por la Federació de Centres Juvenils Don Bosco de Catalunya, va dirigida a alumnos de Institutos de Secundaria que, por diferentes motivos, no han tenido una buena relación con el sistema educativo y necesitan una atención más individualizada. Se pretende motivar el interés por los contenidos escolares, facilitando la continuación de la formación académica y la adquisición de habilidades sociales que permitan la integración de los jóvenes en la vida cotidiana.