Programa de Educación para la Salud

Programa de Educación para la Salud

Este programa pretende trabajar la prevención de las drogodependencias, de los trastornos de la conducta alimentaria y la responsabilidad en las conductas sexuales como respuesta a los y las jóvenes que se encuentran en situaciones de riesgo social.

Nuestra propuesta surge de la necesidad de atender las necesidades preventivas del colectivo juvenil, de ofrecerles información objetiva así como actividades lúdico-educativas que les ayuden a mejorar sus hábitos de salud y por tanto a mejorar y fortalecer su calidad de vida y la de su entorno.

A lo largo del año 2009, las Federaciones autonómicas y los Centros Juveniles locales ha continuado con esta labor desarrollando tareas y acciones específicas de prevención enmarcadas en tres áreas concretas, consideradas como las más significativas en materia de salud en relación con los jóvenes: Salud sexual, Salud y adicciones y Salud alimentaria y sus trastornos.

¿A quién beneficia?
Este programa beneficia a un total de 13.843 chicos y chicas de 12 a 18 años, que se encuentran en situación de exclusión o riesgo social.

¿Con quién contamos?
Para el desarrollo de este programa contamos con la ayuda de siete trabajadores y 1.525 voluntarios.

¿Cómo lo financiamos?
Este programa cuenta con una financiación total de 708.124,39 euros, procedente de distintas fuentes:

  • Estatal: 93.000,00 €
  • Autonómica: 61.739,08 €
  • Provincial/local: 81.684,25 €
  • Privada: 20.403,14 €
  • Propia: 451.297,92 €

¿A qué lo destinamos?

  • Personal: 200.764,11 €
  • Actividades: 463.341,18 €
  • Equipamiento: 37.304,10 €
  • Gestión y Administración: 6.715,00 €

Un ejemplo: Noches 0%
Este proyecto, organizado por la Asociación Juvenil Movimiento Luz y Vida (La cuesta-La Laguna), pretende dar respuesta alternativa de ocio a los jóvenes. En estas noches 0% se desarrollan actividades lúdico nocturnas como alternativa saludable de ocio con la que dar una respuesta diferente y atractiva a los jóvenes de La Cuesta. La característica más importante de este proceso, es su enfoque educativo, ya que los jóvenes no son sólo proponentes sino también co-organizadores y co-gestores dentro del proceso de participación.