Nuevas formas de voluntariado

El perfil de nuestro voluntario/a ha ido cambiando en los últimos años en España y lógicamente también en el contexto de las Asociaciones y Centros Juveniles Salesianos.  Así queda reflejado en los estudios y análisis realizados por el Observatorio del voluntariado de España, en los datos del  Barómetro de CIS Estudio nº2.864, y en el estudio y análisis previo del XVI Congreso Estatal de Centros Juveniles.

Voluntariado Don Bosco

A través de este artículo analizamos algunas claves para entender el voluntariado actual y exponemos las principales propuestas surgidas durante el 17 Congreso Estatal de Centros Juveniles Salesianos, celebrado en Logroño en octubre de 2012.  Desde la Confederación de Centros Juveniles Don Bosco seguimos apostando por un voluntariado transformador por que entendemos el voluntariado como una opción de vida, en la que la persona elige libremente el compromiso de transformar la sociedad y convertirla en un espacio más justo y solidario.  

Claves para entender el voluntariado actual en España


No es nuestra intención hacer un análisis sociológico exahustivo respecto a la situación del voluntariado en nuestro país, sino más bien destacar algunas tendencias o claves que nos ayuden a comprender el panorama en el que nos movemos. En este sentido, según el libro “Profundizar en el Voluntariado: Los retos hasta 2020”, en España nos encontramos que: 

  • El voluntariado en nuestro país tiende al crecimiento. Hoy en día, el Tercer Sector en España está compuesto por cerca de 200.000 entidades en las que participan más de cuatro millones de personas voluntarias. El Eurobarómetro (2011) considera que en España comparativamente hay pocas personas voluntarias (19% en España frente al 30% de media en la Unión Europea). Sin embargo, la tendencia en nuestro país, al igual que a nivel internacional, es hacia el crecimiento del voluntariado.

  • Tendencia hacia el poli-voluntariado. La ciudadanía en España tiende al poli-voluntariado, es decir, a ser voluntaria en varios sitios o en distintos campos.

  • Orientación a la tarea y menor duración de la participaicón. Cada vez es más frecuente la tendencia a realizar voluntariado durante pequeños periodos de tiempo o en acciones muy puntuales.

  • Nuevas prácticas de voluntariado mediante las TIC. La entrada en la era digital y la implantación de las nuevas tecnologías de información y de comunicación, supone ante todo una revolución cultural a la que no se ha escapado el voluntariado, surgiendo nuevas prácticas de voluntariado mediante las TIC. Emerge con fuerza el voluntariado digital, el microvoluntariado, el voluntariado a distancia, voluntariado desconectado de las dinámicas comunitarias, voluntariado puntual, etc.

  • Instrumentalización pública del voluntariado. Las administraciones públicas tienden a considerar a las ONG como entidades colaboradoras en la prestación de servicios, que por lo tanto tienen una función  instrumental y complementaria de la administración. Esta visión instrumentalista predomina también con respecto a las personas voluntarias, a quienes se percibe como meras ejecutoras de actividades.

  • Entrada de nuevos actores en juego: empresa y voluntariado. Han surgido múltiples iniciativas de voluntariado en la empresa, en el contexto de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), que a la vez que persiguen una implicación con las buenas causas, están orientadas a mejorar la imagen social, a promocionar la marca mediante acciones de márquetin, a mejorar el clima laboral o a buscar mayores rentabilidades.

  • La primacía de lo individual sobre lo comunitario. La tendencia en el contexto social actual hacia la individualización en detrimento de la dimensión comunitaria, afecta también el voluntariado: mientras que el voluntariado crece, crecen también las tendencias individualizadoras y pierde peso el componente comunitario

  • Descrédito de las instituciones democráticas. El descrédito de las instituciones democráticas y de las tradicionales formas de participación política y social, se extiende también a la acción voluntaria y se manifiesta en la tendencia de los ciudadanos, a desarrollar su solidaridad y compromiso voluntario, al margen de las mismas.

  • Decrecimiento de la participación institucional. Las personas voluntarias se fidelizan a las causas y en menor medida a las entidades que defienden las mismas. Esta tendencia está relacionada con la propensión a la individualización, el descrédito de las instituciones y con el hecho de que las entidades del Tercer Sector no propicien cauces, canales y fórmulas de actuación estimulantes.

  • La capacidad de canalizar voluntariado por parte de las ONG es limitada. La capacidad de canalizar voluntariado por parte de las ONG, es sin lugar a dudas limitada y no satisface ni la potencial demanda de personas que estarían dispuestas a dedicar su tiempo, ni las formas en las que estas personas estarían dispuestas a hacerlo; recordemos que hay un 23% de personas que nunca han hecho voluntariado y que se han planteado la posibilidad de hacerlo (CIS, 2011a). Además, es posible que las expectativas de colaboración de los voluntarios, en muchas ocasiones tampoco coincidan con el modelo de voluntariado que gestionan las organizaciones y con las tareas que a estos se les encomiendan en las mismas

  • Emergencia de nuevos movimientos. La pérdida de credibilidad de las instituciones, junto con la desafección por la política y la insatisfacción social, no anula las formas de reacción de la ciudadanía sino que hace que se canalicen por vías alternativas. Este es el caso por ejemplo del movimiento 15-M

Autores:

  • Nerea Díez – Es técnica de voluntariado en Bolunta - Agencia para el voluntariado y la participación social de Bizkaia. Fue secretaria técnica de la Federación Bosko Taldea de Euskadi

  • Santi Domínguez , Coordinador Nacional de Oratorios y Centros Juveniles

Propuestas para integrar al voluntariado actual en nuestros centros juveniles

(Extraído de las conclusiones y debates del 17 congreso) 


  • Establezcamos un proceso que se inicie “haciendo algo por los demás”, crezca con el compromiso y llegue a ser opción de vida. Porque nuestros Centros Juveniles pueden ser un lugar donde madurar una opción de voluntariado más profunda, en un camino de maduración personal. Para conseguirlo, facilitemos el tránsito de hacer voluntariado (actuación) a ser voluntario (opción de vida). Unos se quedarán en el primer escalón, otros recorrerán aun más...pero demos cabida a todas las posibilidades. 

  • Flexibilicemos nuestra acogida a las nuevas formas de voluntariado que colaboran en nuestro Centro Juvenil, teniendo el arte de armonizarlo con otros niveles de compromiso que dan vida a nuestro Proyecto Educativo. Tenemos una propuesta muy válida, en la que merece la pena creer y que hoy sigue teniendo mucho tirón entre los y las jóvenes. Aprovechemos y explotemos esta riqueza y desde la realidad del voluntariado actual evolucionemos hacia la posibilidad de un voluntariado más sólido, necesario para nuestros proyectos educativos. Uno de los retos establecidos por la Plataforma del voluntariado de España a alcanzar en 2020 por las organizaciones de voluntariado es el de  “realizar un proceso de transformación en profundidad fomentando la participación y el empoderamiento...Para ello, han de reforzar la cooperación interna y con otros actores sociales, renovar y compartir recursos, herramientas, instrumentos y metodologías de trabajo, dar pleno a la dimensión asociativa y mejorar los procesos de acompañamiento de las personas voluntarias”

  • Acompañemos los proyectos personales del voluntariado desde un plan de formación diversificado (Plan  formación integral para voluntarios) y profesionalizado, en línea con la propuesta de la Plataforma del Voluntariado de España que establece como Reto que la formación “ha de ser reforzada; pero además ha de ser reorientada de modo que sea más participativa, que se base en la relación entre las personas voluntarias, que parta del reconocimiento de sus competencias, que refuerce valores y en definitiva, que esté alineada con la orientación que proponemos para el voluntariado”.

  • Creemos comunidad cristiana de referencia dónde los voluntarios se puedan identificar, integrar, vivir y compartir la fe. 

Para saber más:  


 

 

Fuentes utilizadas para elaborar este artículo


Fuentes externas:

Documentos de elaboración propia: 

 

¿Te ha gustado este artículo?


Esperamos que hayas disfrutado y aprendido con este artículo. Si es así por favor no dejes de recomendarlo por Facebook, Twitter o cualquier otro medio. Si lo deseas tambieén puedes dejar tus comentarios, inquietudes o ideas. Lo más pronto posible revisaremos tus comentario y lo publicaremos. 

 

 

 

AdjuntoTamaño
mesa_2._en_clave_asociativa._nuevas_formas_de_voluntariado.pdf354.09 KB

Financian: